viernes, 10 de enero de 2014

Abriendo las alas


 María José Castaño se atreve y nosotr@s también

Una vez más, me trae aquí el comentar una de las geniales ideas de El club de laslectoras. En esta ocasión, se trata de la lectura conjunta de Abriendo las alas, primera novela que ve la luz (que no primera creación) de una autora desconocida por mi, hasta ahora: María José Castaño (@marysese).

A todos los participantes, aficionados a la lectura, blogueros, aburridos en general que quisimos sumarnos a la iniciativa, se nos hizo llegar la novela de la forma más rápida y cómoda. Y una vez leída, es el turno de sacar al pequeño Boyero que llevamos dentro para comentar nuestras impresiones sobre el libro. Vaya por delante, el más sincero agradecimiento al Club de las lectoras y sobre todo a María José, por poner su obra en nuestras manos y hacerlo de forma tan valiente y humilde.


¿De qué va Abriendo las alas?


Vamos al lío, y “como dice Jack el destripador, vamos por partes”. Ésta es la sinopsis de Abriendo las Alas que se puede leer en Amazon (donde además podéis haceros con la novela por, como dirían en publicidad, “menos de lo que cuesta un café”):


“Abriendo las alas” es una novela donde los hechos se suceden “con prisa y sin pausa”. Trata de la vida de Puerto, una chica de veintiún años, que se encuentra estancada en la monotonía y sometida a las decisiones de su padre; un arisco feriante que parece carecer de sentimiento paternal hacía ella. Después de un largo día de trabajo, Puerto sale a pasear por la playa de San José (Almería), donde conoce a un misterioso chico. Además del amor, ella cree haber encontrado por fin la solución a sus problemas, pero no sabe que le queda un largo camino por recorrer lleno de adversidades, engaños y un secreto. Un increíble secreto, cuyo conocimiento le hará tomar la decisión más importante de toda su vida.


Para los de las vieja escuela, aquellos que preferimos leer en papel, y oler la historia, y tocarla, y subrayarla… buenas noticias. Ya está en marcha la versión impresa de la novela.


Estoy absolutamente in love de la contraportada


Así pues, ya tenemos los ingredientes de esta historia: una joven solitaria y sin suerte, un chico atento, misterioso y, obviamente, guapo; dos familias de lo más extrañas, algunas cosas que no encajan y mucho amor.

He de decir que no soy una gran aficionada del genero Young Adult o al romance con toques fantásticos, y es en ese estilo precisamente en el que, personalmente creo,  puede enmarcarse esta novela. Sin embargo, leer es sobre todo no dejarse llevar por prejuicios y primeras impresiones y tras acabar el libro creo que Abriendo las alas, posee varias cosas muy positivas que la convierten en una historia recomendable.


Los puntos fuertes


Los sucesos de Abriendo las alas arrancan casi en la primera página. Descubrimientos y nuevas incógnitas se suceden rápidamente sin que al lector tenga tiempo de aburrirse. En seguida, por lo tanto, nos hacemos preguntas y buscamos en los siguientes capítulos las respuestas ¿Por qué el padre de Puerto es tan desagradable? ¿Por qué ella no puede recurrir a nadie para escapar de ese destino? ¿Qué es lo que atormenta a Román, un chico que lo tiene todo, para que esté tan hecho polvo? Y sobre todo, ¿Qué oculta el joven y su familia?


La novela está escrita en primera persona con un lenguaje sencillo, cercano y sin artíficios. Si bien hay situaciones fantásticas, otras son plenamente reconocibles: Puerto no deja de preocuparse por cosas cotidianas, se emociona escuchando “su” canción como lo haría cualquier joven y pasea por lugares reales de la costa almeriense. De esta forma es muy fácil “meterse” en su cabeza y revivir sus pensamientos.


Resulta bastante fácil además conocer a los personajes de la historia, porque están muy bien definidos. No pude evitar encontrar ciertas similitudes entre la familia de Román y la de Edward Cullen: ambas son adineradas, y poseen una hospitalidad y cercanía fuera de lo normal, y ambas protegen a la protagonista ante un futuro incierto. Creo, que sin llegar a ser ni por asomo la misma historia, las dos novelas tienen algunos puntos en común y por eso estoy segura de que si te gustó Crepúsculo, disfrutarás infinitamente con Abriendo las Alas.

  • Lo mejor: 
    • La “segunda mitad” de la novela. 
    • Branco y Aarón. ¡Más protagonismo para estos dos, por favor! Me han parecido los personajes más interesantes de la obra, y estoy segura de que todavía pueden mostrar mucho más.

  • Lo peor: 
    • El enamoramiento de los personajes es bastante más rápido de lo que me suele gustar. 
    • Quizás las últimas páginas: un epílogo que avanza lo que será la continuación de la historia, pero que visto de forma independiente pierde algo de emoción respecto a los capítulos precedentes, mucho más interesantes.

En resumen, Abriendo las alas es una novela entretenida y sencilla, muy recomendable para los amantes del romance juvenil pero también para aquellos que buscan pasar un rato agradable al tiempo que apoyan a nuevos autores de nuestra literatura.  


Si quieres leer otras reseñas, puedes visitar:
- Blog on the run: (Reseña) "Abriendo las alas" de María José Castaño

O echar un vistazo a la página web de la novela. 


Como en todo club de lectura, no me resisto a teorizar sobre lo que viene en la segunda parte que ya prepara María José. He intentado que toda la reseña esté libre de spoilers, pero desde ahora, aviso a navegantes, porque necesito comentar un par de cosas.

 ¡¡¡Si sigues leyendo es tu responsabilidad!!!

Para ahora que puedes

 ¡¡Cuidado con lo que lees!!

De verdad, que no sé para qué aviso si ya estás aquí.


Si has llegado hasta aquí, te estás arriesgando a enterarte de cosas importantes de la trama. Por eso, ¡vete ahora o aguántate para siempre!




Si aún así quieres seguir adelante, pincha y arrastra el ratón sobre las líneas blancas y te enterarás de mis teorías.

Está claro, que Aarón no es malo. ¡Me niego a que sea malo!

Los detractores de verdad, todavía no han aparecido.

¿Soy la única que cree que Aarón es el hermano de Puerto? No, ¿verdad?

Por Dios, busquémosle una novia a Branco. ¿Soy la única que piensa que si se sigue acercando a Puerto, va a darse un triangulo amoroso que cualquiera sabe cómo puede terminar?


Tiene que haber una forma más sofisticada de ocultar los spoilers pero yo no la conozco…..

 ¡¡¡¡ Nos leemos pronto !!!!