miércoles, 25 de septiembre de 2013

La experiencia de un club de lectura online


Muerte en el Nilo de Agatha Christie
 
Hace bien poquito que he terminado Muerte en el Nilo, también llamado Poirot en Egipto, también llamado el libro que ha inaugurado la primera lectura conjunta propuesta desde el blog de El club de las lectoras.


Para quien no lo sepa, El club de las lectoras está formado por dos chicas extremeñas que con sus reseñas, concursos y propuestas contribuyen a fomentar la lectura desde su blog, su twitter y su recientemente estrenado chat. Creo que una de las actividades más interesantes que realizan, es la lectura y reseña de la obra (no nos engañemos, la promoción, al fin y al cabo) de algunos autores jóvenes o poco conocidos a los que desde su pequeña plataforma dan a conocer y estoy segura, animan a seguir.


Pero vamos al lío. Hace algo más de un mes, nos propusieron (no a mí, sino a todos los que permanecen atentos a sus actualizaciones) la lectura de una novela en común, para que pudiéramos intercambiar teorías y comentar, prácticamente de forma simultánea, nuestras impresiones sobre los personajes y sobre todo, nuestra apuesta por el malo-maloso, de la historia. Después de una votación en el chat que ellas mismas administran y teniendo en cuenta diversos factores (debía ser una lectura suficientemente conocida y por lo tanto fácil de conseguir, no demasiado larga, con varios personajes, etc.) nos decidimos por leer de forma conjunta Muerte en el Nilo de Agatha Christie.


Muerte en el Nilo, comienza con el encuentro en Egipto de varios personajes, que no entodos los casos se hayan allí en un viaje de placer. Entre ellos: Linnet Rideway  y su recién estrenado marido, (exnovio a su vez de Jacqueline de Bellefort) el cínico Tim Allerton y su madre; Salome y Rosalia Otterbourne, madre e hija, alegre y amargada respectivamente, la mañosa señora Marie Van Schuyter, Andrew Pennington, administrador de Linnet; y James Fanthorp, su abogado, etc etc etc, y claro está, Hercules Poirot. (Seguramente me habré colado con algún dato pero la sinopsis de Lecturalia me parece un spoiler en sí misma y prefiero contarlo yo). ¡Oh, casualidad! Allí se comete un asesinato, y para disgusto de los malos, a Poirot no se la dan con queso, y resolverá el crimen en un suspiro.


No me trae aquí la intención de contar si me ha gustado el libro o no, si no la de recomendar a todo el mundo que se considere un enamorado de la literatura, embarcarse en la aventura de un club de lectura como este, ya sea con amigos o con casi desconocidos como es el caso. (Aunque gracias a estas iniciativas dejan de ser desconocidos ;) ). Debe haber alguna teoría psicológica que explique por qué nos gusta tanto hablar de nosotros mismos, de las cosas que nos gustan, y de hacerlo además con alguien que comparta las mismas obsesiones que nosotros. Eso es precisamente lo que ofrece un club de este tipo, pues a la lectura reflexiva, personal de cada uno, se suma la oportunidad de hablar de nuestras impresiones con alguien que nos entiende, y que puede complementar nuestra visión. 


Porque es ahí también donde radica lo maravilloso de un club de lectura: darnos cuenta que una obra literaria, una novela, adquiere casi de forma mágica múltiples matices, transformándose en tantas historias diferentes como lectores participen en la iniciativa.

¡¡Eso es lo que hemos puesto en práctica en el Club de Lectura de El club de las lectoras!! ¡Y no os llevéis a engaño! Aunque ponga tantas veces club, en una lectura conjunta puede participar todo el mundo que quiera que ¡así se hace mil veces más divertido!



  • Lo mejor: La posibilidad de comentar el libro a través de varios canales: chat, en la entrada correspondiente del blog, usando el hashtag #muerteenelNilo en twitter…..etc. La gente majísima que ha participado en la lectura, y las ganas de más que te quedan al final.

  • Lo peor: No siempre se dispone del tiempo suficiente para llevar al día la lectura, o para coincidir en el chat. ¡Cuántas veces habremos entrado esperando encontrar a alguien para contrastar nuestra teoría sobre lo sospechoso que era tal o cual comentario y lamentablemente no hemos encontrado a nadie! En cualquier caso, no siempre ocurría, y a mí, por lo menos, nunca me quedaron temas en el tintero.

Pues lo dicho, animaos a participar en este o en cualquier otro club de lectura: con vuestros amigos, en la biblioteca del pueblo, o como este caso, a través de la red. ¡Merece la pena!


Gracias desde aquí a Miguel, Irene, y Rubén.¡Nos leemos en el próximo libro!

viernes, 13 de septiembre de 2013

Tag: Harry Potter.

1ª Parte de un juego que da mucho idem

Los planetas se han alineado para que Harry Potter sea hoy noticia y yo pueda aventurarme a realizar este tag/test/lo-que-sea, sin que quede demasiado pegote. Resulta que hoy, J.K.Rowling, (la autora de esta famosa saga, algo que señalo por si alguien ha pasado los últimos 15 años en otro planeta y no relaciona nombres) ha dado a conocer que participará en el guión de la adaptación de Animales fantásticos y dónde encontrarlos, un texto que "estudiaban" los alumnos de Hogwarts y que más tarde se convirtió en un libro real, que vio la luz en 2001 para el regocijo de todos los fans.

De esta forma, el universo Harry Potter vuelve a la actualidad y con esta excusa tan buena, yo me aventuro a realizar un jueguecito de 20 preguntas, que me ha llamado la atención y me ha resultado super curioso. Es obligado decir que la idea no es mía. Este test es muy popular en Youtube, y dos de los lectores que lo han realizado son El coleccionista de Mundos (te partes de risa con los videos de este hombre) y Marianna G., una chica majísima con la que ya anuncio que comparto algunas respuestas.
Antes de empezar, debo recordar que esta entrada puede estar repleta de spoilers y que para no hacerme muy pesada, he decidido dividir en dos partes el tag. 

¡Empezamos....!

1. Libro favorito


Seguramente, Harry Potter y el misterio del principe, o lo que es lo mismo, Harry Potter y el principe mestizo, que es su nombre REAL.  Creo que es el libro más completo de la saga. Desde el juramento inquebrantable, hasta el funeral de ya-sabeis-quien, el libro resulta interesante y no decae en ningún momento. En él, además, los sentimientos Ron/Hermione son MUY evidentes, algo que disfruto en cada libro.
De todas formas es injusto tener que elegir porque creo que los siete libros de la saga son una pasada.






2. Película favorita.

 Sin duda, Harry Potter y la orden del Fénix. Y lo es, gracias a su director David Yates, que creo que supo imprimir a las películas espíritu y ritmo. Prueba de ello, es que se le confió la dirección de todas las adaptaciones que restaban hasta finalizar la saga. La parte final en el Ministerio de Magia es impresionante.



3. Libro que menos te gusta.




Más injusto todavía es tener que elegir un libro como el que menos me gusta, pero si he de hacerlo digo, Harry Potter y la piedra filosofal. Para mi, la historia empieza a tener gracia cuando aparece Hogwarts, y el inicio muggle de este libro es más largo de lo que me gustaría (algo perfectamente normal, porque había que presentar la situación de Harry antes de mandarlo al colegio, pero ya me entendéis).







4. Película que menos te gusta.


Aquí tampoco tengo dudas: Harry Potter y el cáliz de fuego. Creo que no queda bien explicado lo que es un mortífago, el asunto Barty Crouch (padre e hijo), que diablos pinta Igor Karkarov hablando con Snape y un largo etc. Me da la impresión de que cualquier persona que no haya leído los libros, se perdería en esta película.  






5. Partes que te hicieron llorar.


No he llegado a llorar en ningún momento de la saga, pero reconozco que todas las escenas en las que se deja entrever la verdadera personalidad de Snape me tocan el corazón. Su muerte es injustísima, y también lo es que Lily no le diera bola y se fijara en el marronero de James Potter. Sé que esta opinión puede ser muy polémica pero es así: ¡no soporto a James!

6. Crepúsculo o Harry Potter.

Vaya por delante que solo he leído los dos primeros libros de la saga de Meyer, y que aunque quiero terminarla, tengo otras novelas antes en la lista de pendientes. Pero, de momento, prefiero muchísimo más la saga de Harry Potter. Creo que, además de ser más divertida, algo que al fin y al cabo es lo fundamental, defiende unos valores que, yo al menos, no he encontrado en Crepúsculo.

7. Personaje que intentarías conquistar.

 

Que friki resulta que diga esto, pero estoy convencidísima de que mi hombre ideal es una perfecta mezcla entre Remus Lupin y Ron Weasley. Así que cualquiera de los dos, o mejor aún, los dos a la vez, a ver cual de ellos me hacía caso. 





 8. Personaje favorito.

Desde el principio Ron Weasley (muchísimo más que Harry) y a medida que avanzaban los años, Severus Snape. Sin embargo, tengo que decir que Snape nunca me cayó mal y que nunca sospeché de él nada malo. Durante 5 libros, de lo único que se pudo acusar al profesor de Pociones fue de ser injusto y tener favoritismos con su casa (vale, ¿y qué profesor en la vida real, no tiene alumnos favoritos?) Y a medida que pasaban los libros, iba descubriendo un pasado muy duro en Severus que me llevaron a considerarle, sin duda, como el mejor personaje de la saga.

9. Tu patronus sería...

He tenido que revisar la enciclopedia de Harry Potter, para comprobar si había algun patronus que no tuviera forma de animal. No, no lo hay. Y es que no me gustan los animales, ¡lo siento! Ni los desprecio, ni los trato mal, simplemente no me agradan así que no logro identificarme con ninguno en especial. Diría que un mono, pero ¡porque me parecen los más parecidos a los humanos!




10. ¿Capa de invisibilidad, varita de sauco o piedra de la resurrección?

Me podría tirar el pegote diciendo que quiero la varita para ser mega poderosa, o decir que prefiero la capa porque no soy nada ambiciosa y me conformo con pasar desapercibida, pero a la hora de la verdad, lo más importante es la vida y no perder a tus seres queridos. Así que obviamente elijo la piedra, y estoy segura que, de existir realmente estos objetos, desprovistos de toda la literatura Harry Potter, todo el mundo optaría por lo mismo.

Y hasta aquí, la primera parte de este tag. Prometo no tardar demasiado en hacer la segunda. Hasta entonces, ¡dulces sueños!


jueves, 5 de septiembre de 2013

Una novela histórica sin cátaros y sin templarios


Buena no, buenísima.
A veces una novela desconocida, de una autora de la que nunca has oído hablar e incluso que tiene poquitas referencias en Internet te da agradables sorpresas.  Sucede poco, pero cuando pasa hay que dar a conocer la pequeña joya que has descubierto, porque no hay derecho a que haya novelas como ésta, acumulando polvo en una estantería. 


Este el caso de  Corazones Sagrados (Seix Barral) de la escritora inglesa Sara Dunant, que ha sabido combinar en su libro el rigor histórico (no en vano estudió Historia en la Universidad) con  ingredientes que deberían figurar en cualquier novela de calidad, a saber: unos personajes fascinantes, una narración cuidada, y un ritmo perfecto, in crescendo, para dejarte pegada al libro a medida que te sumerges en él.

Corazones Sagrados cuenta la historia de Serafina, una novicia que lo es contra su voluntad en la Italia del siglo XVI. En el convento se vive una particular e interesantísima lucha de poderes entre las partidarias de la ortodoxia y las defensoras de las tímidas y tradicionales libertades que hasta el Concilio de Trento habían disfrutado las monjas.  Serafina vendrá a trastocar el orden del convento y sobre todo las conciencias de dos mujeres: Zuana, la hermana que atiende el dispensario, y Chiara, la abadesa.

Los personajes.
Zuana acabó ingresando en el convento porque tras la muerte de su padre no tenía donde ir. Ha encontrado en él su casa, y en el cuidado del resto de las hermanas la razón de su existencia. Rechaza toda influencia sobre el resto de las monjas y es lo más parecido a una amiga que tiene la abadesa. Sin embargo, cuando conoce a Serafina se le encomienda cuidar de ella y en ese momento su mundo se trastoca. ¿Me lo parece a mí únicamente o Zuana se enamora de la novicia? Tal afirmación no se puede leer en ningún momento, y la propia Zuana casi nunca se cuestiona preguntas sentimentales y con todo… “hace diez semanas ni siquiera conocía la existencia de aquella joven (…) pero ahora su vida entera, incluso la del convento, al parecer, están preñadas de ella, como si el noviciado de esta muchacha fuera de algún modo una prueba en la que todos deben participar” . Si, igual me lo parece a mí, pero Zuana altera sus lealtades e incluso renuncia a lo que más quiere a favor de la muchacha, así que ¿me lo imagino?

Madonna Chiara en cambio, representa la templaza, la estrategia, la diplomacia. Su sexo y su nacimiento le impidieron ser otra cosa que abadesa, pero un personaje así merecería  ocupar un lugar como gobernante incluso en los peligrosos Siete Reinos. A Chiara la admiras, la comprendes, la amas, la odias, y la compadeces durante la novela, y al final no sabes qué es lo que  sientes por esta mujer, que intenta por encima de todas las cosas, mantener la paz en el convento. Pase lo que pase y le pese a quien le pese.

El trasfondo.
La novela no es una historia real. Pero podría serlo. Dunant realiza una construcción perfecta de la época: de la psicología de los personajes, de las costumbres y de los intereses del momento. Cuenta todo lo necesario para entender las cadenas de la Contrarreforma, sin cargar la novela de datos superfluos. La autora no parece querer exponer un listado de fechas y nombres para demostrar lo mucho y lo bien que se documenta, sino que comprende que toda esa labor debe estar al servicio de la construcción de una historia de ficción que debe enganchar por sí misma. (¡Qué bien harían algunos autores en diferenciar lo que es una novela de un listado de acontecimientos reales pero inconexos!, ¿Eh, Ildefonso Falcones?).

Al final, sin embargo, Sarah Dunant nos recuerda que muchas más mujeres de las que creemos se vieron recluidas contra su voluntad en una orden religiosa. Mujeres sin devoción que no eligieron su vida sino que se vieron casadas con Dios por no tener sus familias posibilidad de desposarlas con otro caballero. Mujeres que tuvieron la mala suerte de coincidir en el tiempo con la vuelta de la ortodoxia y la clausura más estricta. Encerradas en vida y sin una Zuana que se apiadara de ellas, o una Chiara que buscara devolver la paz a la casa de Dios.

Una novela muy recomendable. Amor, política, intrigas, amistad, misterio, sacrificio. Corazones humanos.